9 Tips para convertirte en una Empresaria Exitosa

Una mujer emprendedora no solo busca ser una simple empresaria, sino una empresaria exitosa y la mejor manera de lograrlo es teniendo todo el conocimiento necesario sobre negocios, pues la idea es que puedas decir sin dudas: mi negocio es próspero.

Una mujer emprendedora sueña con ser una empresaria exitosa para sentir que todo el esfuerzo que ha puesto para levantar su negocio ha valido la pena. Y aunque no se trata de un camino fácil, tampoco es imposible, solo hace falta tener disposición y ganas de aprender de los que saben del tema.

Hola, soy AnaFer y tengo una misión, quiero ayudarte a convertirte en una empresaria exitosa. Y para eso tengo preparadas algunas recomendaciones que estoy segura te van a ayudar a lograr tus objetivos en el menor tiempo posible.

Algo que quizá pueda darte algo de aliento es que, de acuerdo con la Asociación de Profesionales Latinos para América, para el 2018, las nominadas para integrar la lista de las 50 mujeres más poderosas de Latinoamérica se duplicaron.

Sí, es justamente lo que estás pensando. Esto quiere decir que cada día que pasa, mientras avanza el reloj, son más las líderes empresariales que triunfan, más las emprendedoras que se atreven, más las administradoras que llevan grandes empresas y tú, sin duda, puedes ser una de ellas.

9 Tips para convertirte en una Empresaria Exitosa

9 tips para que seas una empresaria exitosa

Las mujeres somos emprendedoras por naturaleza, no es una exageración ni tampoco es por porque seamos ególatras, simplemente es que nos gusta triunfar en todas las cosas que nos proponemos y sabemos identificar dónde estás esas oportunidades de negocios que tienen potencial.

Pero, es importante que entiendas también que no solo se trata de tener un proyecto o una idea, sino de saber cómo la puedes desarrollar de manera correcta, con plazos razonables y con una inversión que tenga sentido.

Por eso, a continuación, te quiero orientar ofreciéndote nueve consejos para que te conviertas en una empresaria exitosa:

1. Debes entender que cada minuto de tu día vale oro. Toma en cuenta que cuando estás en ese proceso de comenzar un negocio, debes planificar absolutamente todo y ocuparte de hasta el último detalle para que todo salga según tus planes.

Por lo tanto los días libres, las vacaciones, las celebraciones y las distracciones van a estar fuera de la agenda durante un tiempo considerable, por lo menos hasta que logres la estabilidad que necesitas. Pero, debes tener calma, ya tendrás oportunidad para disfrutar del merecido éxito.

2. La disciplina y la organización deben ser tus mejores amigas. Hay mujeres que son organizadas y disciplinadas desde chicas, pero no se trata de todos los casos. Y si te cuesta un poco enfocarte y mantener todo en orden, es importante que comiences a trabajar en ello porque es parte de lo que necesitas para convertirse en una empresaria exitosa.

Busca un espacio que pueda servirte de oficina y donde tengas todo lo que necesitas a la mano, apóyate en agendas y organizadores, usa la tecnología y ponte metas alcanzables y medibles a corto, mediano y largo plazo.

3. Si necesitas ayuda o apoyo de alguien, no dudes en pedirlo. Si bien como mujeres somos capaces de hacerlo todo, nos consideramos autosuficientes, somos multitasking y podemos hacer muchas cosas al mismo tiempo, la idea no es que te recargues de trabajo a tal punto que corras el riesgo de cometer errores tontos.

Pedir ayuda cuando hace falta no es una señal de debilidad, sino más bien de sabiduría; además las decisiones inteligentes también pasan por entender la importancia de delegar cuando hace falta y cuando hay que resolver mucho en poco tiempo.

4. Rodéate de gente positiva, exitosa y que te den confianza. Una de las claves del éxito es, sin duda alguna, rodearte de otras mujeres exitosas y que hayan tenido experiencias positivas; procura que tu entorno incluya a personas que entiendan lo importante de un negocio propio y que hayan pasado por situaciones similares de las que te puedas nutrir.

Adicionalmente, no está de más decirte que debes alejarte lo más posible -miles de kilómetros- de esas compañeras, amigas o conocidas “nubes negras” que todo lo cuestionan y lo critican, sin aportar soluciones.

5. Estudia, lee, prepárate y no dejes nunca de aprender. Si no tienes mayores conocimientos sobre finanzas, negocios y otros temas asociados, es fundamental que busques información al respecto, que leas libros relacionados, que te inscribas en algún curso presencial u online que te permitan obtener las herramientas que necesitas para llevar adelante tu emprendimiento.

No importa si alguien más se encarga del tema de los números, pues tú, como la cabeza de la empresa, debes saber estos detalles de alguna manera.

6. Asiste a conferencias, charlas y conversatorios sobre emprendimiento. Seguramente donde vives hay alguna universidad, academia o asociación que se encargue de organizar conferencias o actividades similares sobre temas que puedan interesarte, al estar relacionados con tu empresa  o emprendimiento.

No pierdas la oportunidad de escuchar lo que otras mujeres y también otros hombres tienen que decir acerca de finanzas, economía, oportunidades de negocios, administración de empresas o gerencia.

7. Haz uso de todo lo que te ofrece el mundo digital. Muchas personas insisten en que hoy en día la empresa que no está en Internet, simplemente no existe y esto, más allá de una teoría, es una realidad que puede jugar en tu contra si no eres capaz de actualizarte.  

Revisa qué red social puedes aprovechar para potenciar tu negocio, para llevarlo a otro nivel, y si no entiendes mucho del tema, consulta con un especialista, busca asesoría de los que saben y contrata los servicios de empresas que ofrecen estos servicios.

8. Aprovecha cualquier oportunidad para hacer networking. No estamos hablando de las relaciones públicas como las conocemos, sino de ir mucho más allá. Se trata de construir una gran red a través del intercambio de información con otras mujeres emprendedoras e implica establecer relaciones con quienes vas a necesitar en algún punto de tu recorrido.

Explicado de otra forma, hacer networking es crear un grupo de conocidas y asociadas y mantenerlo activo a través de la comunicación regular para beneficio mutuo.

9. Tómate tu tiempo para escoger a colaborares y empleados. Como te lo dije anteriormente, no puedes hacerlo tú sola todo el tiempo, sobre todo cuando la empresa comience a crecer y a demandar más tiempo, esfuerzo e incluso más recursos y dinero.

Pero, cuando llegue el momento de escoger a la gente que te va a acompañar en tu proyecto, no debes tomarlo a la ligera, pues es fundamental tener la certeza que tus colaboradores y empleados compartan tus ideas, tus valores, tus puntos de vista y entienda la ética laboral desde tus estándares.

9 Tips para convertirte en una Empresaria Exitosa

Otros consejos para mujeres emprendedoras:

También es importante que asumas otros compromisos, como por ejemplo, definir un horario de trabajo que incluya horas para contestar o hacer llamadas importantes, contestar o escribir emails de negocio y también para realizar juntas y hacer entrevistas, para cobrar, para visitar prospectos y muchas otras tareas. La dedicación rinde frutos.

Por otra parte, debes procurar que tu oficina, tu santuario de éxito o lugar de trabajo, como quieras llamarlo, esté libre de distracciones, para que puedas aprovechar al máximo tu tiempo. Y en este punto también debes poner un poco de tu parte para mantenerte centrada y seguir el camino de una empresaria exitosa.

Si haz decidido incluir las redes sociales como una parte importante de tu negocio, debes entender que en horas de trabajo Facebook, YouTube, Instagram, Twitter y otras herramientas no son para conversar con tus amigas, enviar mensajes a tu familia, ver videos o reírte de los tantos memes que existen.

Las obligaciones y los deberes deben ser siempre prioridad. Y yo, que asumo las redes sociales como principal herramienta para mi trabajo, te digo con certeza que bien utilizadas son muy poderosas.

El esfuerzo siempre vale la pena, no lo olvides

Aunque suena a un montón de trabajo y algo más que complicado, cada vez que sientas que la situación te sobrepasa, piensa que a largo plazo valdrá la pena todo el esfuerzo que estás haciendo en estos momentos.

Incluso, cuando llegue el gran día y tu negocio haya alcanzado una buena posición, esa que siempre has soñado, puedes pensar en él como un ingreso pasivo, delegando las principales responsabilidades a gente de confianza y disfrutando de los beneficios de tener un emprendimiento que ha rendido frutos.

¡Mi negocio! Seguramente como emprendedora esta es una frase que te llena de orgullo, porque implica muchas horas de insomnio, una inversión significativa de tiempo y dinero, ideas desarrolladas y por ejecutar y un sinfín de cosas. Pero, por encima de todas esas frases, es sinónimo de estabilidad económica, de alegría, de satisfacción y de tranquilidad.

Por todas estas razones, es fundamental que hagas un buen trabajo. Entonces, el mejor consejo para triunfar en los negocios y para hacer la transición de mujer emprendedora a empresaria exitosa es, sin duda alguna, aprender de experiencias prósperas y ser capaz de absorber como una esponja toda esa información que te llevará al lugar que quieres llegar.

Ahora te invito a que nunca pierdas esas ganas de seguir aprendiendo y a que consultes conmigo cualquier duda que tengas.

Visita nuestro website www.bizmujer.com y nuestras redes sociales Facebook e Instagram

No Comment.

NO TE PIERDAS DE LO ÚLTIMO

Suscríbete a las noticias de Bizmujer®

Skip to toolbar